La ruta

La Ruta’l Cares, asitiada en plenu corazón del Parque Nacional de Picos d’Europa (Llión), tamién ye conocida cumo “La Garganta Divina”, ruta única n’onde puede contemplase la naturaleza nel sou plenu apoxéu. Quilómetros de sienda escavada en piedra caliar arrodiada de montes con un altor de más 2000 metros, siempres acompañada pol selvaxe ríu Cares y altravesando la zona chamada “Los Beyos”.

Antigua ruta de comunicación ente los puebros de Caín (Llión) y Poncebos (Asturies), tratábase más bien d’un “pasu de cabras” n’onde’l carreiru yera complicáu y a veces sumía dafeitu. Entamando’l siegru XX, ente los años 1916 y 1921, esta sienda foi ameyorada pa construyir canalizaciones d’augua y dar suministru a la central hidroeléctrica de Poncebos. Años despuéis, ente 1945 y 1950, la sienda foi enantada pa tener meyor accesu al mantenimientu de la canal. Muita mano d’obra y un trabayosu esfuerzu fecieron falta pa llograr abrir una sienda na roca, nun llugar bien pindiu y con una inclemente climatoloxía. Nel presente podemos esfrutar d’ella y de los sous impresionantes paisaxes con muito menos esfuerzu.

Foto de la Ruta del Cares

La Ruta orixinal escomencipia en Posada de Valdión (Llión), pasando por Caín (Llión) y rematando en Poncebos (Asturies), ye un llargu camín de 21 quilómetros, por ello ye necesariu embaraxar dellas opciones enantias d’efectuar la ruta. La opción con más acoyida ye entamar en Caín y rematar en Poncebos (11 Km día), facer una parada pa xantar y volver pa Caín, ou viceversa. Tamién puedes entamar en Posada y tener un coche esperando en Poncebos; ye una buena opción si vais dellas personas y cadún emprima la ruta dende los distintos cabos. Y outra buena opción ye entamar en Posada de Valdión y rematar la ruta na fronteira con Asturies, volviendo darréu al puntu de niciu, d’esta forma vamos facer una ruta más prestosa y podremos contemplar la parte más espectacular de todu’l camín ensin perdenos gota de los fermosos paisaxes de Posada a Caín.

Foto de la Ruta del Cares

Precauciones y recomendaciones

  • Calzáu cómodu y afayadizu pa caminata pol monte.
  • Augua y comida, puede considerase imprescindible, sobremanera n’epoca de calor.
  • Roupa d’abrigu, el tiempu nesta zona ye enforma cambiante y onque sía un día soleyeiru ye recomendable llevar roupa d’abrigu ya impermeable, por si acasu.
  • Llevar el teléfonu móvil cola carga de batería chena, onque hai zonas ensin nengún tipu cobertura.
  • .Cuidáu onde se ponen los pías; ye recomendable ser consciente d’au s’está, la ruta na mayoría’l sou recorridu ye por escobios n’ocasiones mui estreitos; nun ye raro tarambicar ou esbariar. Cuando se vayan facer fotos, ye meyor parase y nun averase demasiao al borde.
  • Tener cuidáu colos posibles desprendimientos de roucas de las lladeiras.
  • Pola dificultá de la caminata debería ser una ruta pa tódolos públicos, pero nun ye aconseyable dir con rapaces menores de 12 años, yá que ye una zona bien pindia con zonas de pasu mui estreitas y los guah.es, por mui controlaos qu’estean, son niños y puede haber dalgún respingu o accidente.
  • Ye mui probable que durgante’l paséu tengamos la suerte de recibir dalguna visita de las saladas cabras que pastan pola zona, hai que tener cuidáu cuando baixen de las lladeiras polas piedras que puedan mover. Son inofensivas, pero lo meyor ye deixalas tranquilas y énte todo, respetalas.
  • Durgante la ruta tenemos de ser respetuosos cola naturaleza, evitar tirar esperdicios y nun amolestar a los animales.

Foto de la Ruta del Cares

Épocas del añu pa facer la ruta

Las meyores épocas del añu pa efectuar la ruta son ensin duda, la <strongprimaveiraseruenda

Pol branu, coincidiendo colas típicas vacancias braniegas, esta ruta está masificada de caminantes, lo que ye más agobiante y con mayor riesgu, yá qu’hai zonas de pasu enforma estreitas; amás hai qu’añedir el calor y la falta de zonas de solombra. Pero si nun ye posible facela nas fechas afayadizas, namás hai qu’armase de paciencia y buena hidratación, porque la esperiencia de facer esta ruta ye única y de xuru que nun deixa a naide indiferente.