Ruta del Cares con perros

Scroll

El senderismo con perros está muy extendido, porque no hay mejor compañero de paseo que un perro. En la Ruta del Cares está permitido ir con perro, pero con condiciones ya que nos encontramos en un Parque Nacional, por lo tanto el perro deberá ir con correa durante todo el recorrido. En temporada alta hay mucha afluencia de gente con lo cual, el perro suelto puede provocar algún accidente o caída, que puede llegar a ser incluso mortal. Por eso es muy recomendable no saltarse esta condición y llevarlo siempre atado y controlado.

En el viaje en coche hasta el inicio de la ruta es importante saber, sobre todo si el perro sufre de mareos en el coche, que la carretera que lleva desde Posada de Valdeón hasta Caín tiene bastante cantidad de curvas. La carretera hasta Poncebos es menos sinuosa.

Antes de comenzar la ruta debemos tener en cuenta el terreno, la distancia y la forma física y capacidad de nuestro perro. La Ruta desde Caín a Poncebos o viceversa consta de 12 kilómetros y 24 kilómetros si queremos desandar el recorrido y acabar donde comenzamos. El camino es sencillo, sin muchos desniveles, quitando los aproximadamente 3 kilómetros de ascenso que hay nada más salir de Poncebos.

La senda transcurre por un precipicio de varios metros y se estrecha bastante en distintas zonas, también pasaremos por cuevas y túneles. Si nuestro perro está acostumbrado a largas caminatas y a zonas de monte o montaña, es posible que tolere bien la caminata. Durante la ruta no hay acceso a fuente ni a abrevaderos, así que hay que llevar agua para evitar la deshidratación del perro, bueno y la nuestra.

Como el terreno es muy pedregoso no está de más llevar un pequeño botiquín por si hay algún corte, daño en las patas o almohadillas o cualquier imprevisto que pueda suceder. Una vez acabado el recorrido es importante revisar el estado del perro, si lleva consigo algún parásito indeseado o alguna espina o espiga.

En resumen, se puede hacer la Ruta con perro llevándolo debidamente atado, sin soltarlo en ningún momento. Respetando a los demás senderistas, respetando el entorno y a los demás animales del Parque Nacional.

Esta web utiliza cookies. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Encuentre más información aquí.