Ruta del Cares desde Poncebos

Scroll

Para comenzar la Ruta del Cares desde Poncebos, en primer lugar habría que llegar hasta Arenas de Cabrales después hay que continuar por la carretera hasta el pueblo de Puente Poncebos. Una vez en Poncebos nos dirigimos hacia el Funicular de Bulnes por el camino de la izquierda, no por el camino que atraviesa el puente. Una vez llegado al funicular queda poco camino para llegar al comienzo de la senda.

Uno de los problemas que suele haber en Poncebos en temporada alta es la zona donde aparcar. Antes de llegar a Poncebos hay 2 aparcamientos, si hay hueco, no lo dudes y aparca allí. Si no puedes avanzar hasta el pueblo donde se puede encontrar algún lugar a los lados de la carretera. En temporada baja se puede aparcar prácticamente en el comienzo de la ruta o en el parking del funicular, aunque hay pocas plazas disponibles.

Una vez comenzada la ruta nos vamos a enfrentar con la peor parte de todo el recorrido, es el gran desnivel que hay que superar. Son aproximadamente unos 3 kilómetros de ascenso con 300 metros de desnivel de subida y 160 metros de bajada. Pero llegado a los Collaos, la senda mejora y a partir de ahí es prácticamente llano, en donde podremos disfrutar plenamente del paseo sin que nos falte el aliento. Por este motivo si vas a hacer la ruta con niños, es preferible comenzar desde Caín, porque el camino es mucho más sencillo y entretenido.

 

Pasados los Collaos, la senda irá ascendiendo poco a poco y el río Cares se irá alejando cada vez más. La ruta se irá abriendo paso por las montañas, la vista será más amplia y una vez en territorio leonés podrás disfrutar de la parte más impresionante de todo el recorrido. Pasaremos por el puente de los Rebecos, más tarde por el Puente del Bolín. Según la época del año podremos ver pequeñas cascadas y algún que otro simpático animal, como las cabras.

 

Nos queda poco para acabar y el final de la ruta es lo mejor, ya que hay que pasar por dentro de la montaña a través de los túneles excavados. Poco después tendremos que cruzar el río y al otro lado nos espera una pequeña presa y otro túnel el de los Pinteros que nos informa que estamos a punto de terminar la senda del Cares, a no ser que tengas que dar la vuelta para acabar en Poncebos de nuevo.

La Ruta acaba en Caín, un pueblo precioso que se encuentra rodeado de montañas y a la vez es el pueblo más bajo de todo Picos de Europa a 460 metros de altura. Si queremos podemos descansar ya que hay Hostal y zonas de acampada. Si aún nos quedan ganas podemos acabar la Ruta original llegando hasta Posada de Valdeón, que se encuentra a 9 kilómetros de Caín.

Esta web utiliza cookies. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Encuentre más información aquí.