Senderismo con niños por la Ruta del Cares

Scroll

Hacer senderismo con niños es algo muy gratificante tanto para los padres como para los niños, pero hay que ser responsable, hacer rutas sencillas y que no impliquen riesgos. La Ruta del Cares, es apropiada para ir con niños, pero hay que ser consecuente y es preferible que los niños tengan al menos 8 o 9 años. Con niños menores de esa edad habría que vigilar muy bien sus pasos, ya que en cualquier descuido pueden tropezar y el precipicio es muy pronunciado. Dado que la anchura del sendero es muy estrecha, hay que ir siempre atentos y con niños a veces en complicado. Por lo tanto, no es recomendable ir con niños demasiado pequeños.

La ruta del Cares, aunque larga y de varios kilómetros (15 km Caín-Poncebos, 20 km Posada de Valdeón-Poncebos), no se caracteriza por ser de gran dificultad, ya que el camino suele ser llano con algún tramo de desnivel no muy pronunciado. Pero la situación, en pleno desfiladero de la montaña, sin ningún tipo de protección, lo hace más peligroso.

Si pese a todo deseas hacer esta ruta con niños, es importante elegir la época del año más adecuada y llevar bastantes provisiones y agua. El calzado debe ser cómodo y apropiado para senderismo de montaña. El clima de alta montaña es muy variable y aunque al comienzo de la ruta brille el sol, es probable que al otro lado de la cordillera esté lloviendo o haga más frío, por lo tanto hay que llevar ropa adecuada para cualquier situación. Caminar con niños es lento por lo que es preferible empezar la ruta temprano para tener la mayor cantidad de horas de luz solar.

Si pretendes hacer la ruta con mochilas de porteo, hay que tener mucha precaución ya que son muchas horas y hay varias zonas de desniveles, sobre todo si quieres comenzar desde Poncebos, ya que al poco del comienzo hay una fuerte subida. El peso de la mochila con el bebé acrecentará la fatiga y la capacidad de atención, por lo que no es para nada recomendable. El sendero no es compatible para ir con carro de bebé.

Para finalizar, la Ruta del Cares es impresionante, los niños son bien recibidos pero con muchas precauciones tanto para ellos como para los adultos. Antes de comenzar decide cuantos kilómetros estarías dispuesto a hacer, consulta todas las maneras de ir, ya sea en coche o con alguna excursión organizada y estate preparado para disfrutar de esta experiencia junto a tus hijos.

Esta web utiliza cookies. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Encuentre más información aquí.